fbpx
Chica haciendo yoga

6 razones para comenzar a practicar Yoga

El invierno ya se está marchando y comienzan los propósitos para marcarnos una nueva rutina para estar listas esta primavera que ya asoma… En FIV Dona nos encanta probar cosas nuevas, es por ello, que desde hace unas semanas hemos comenzado a hacer Yoga. Si eres de las que aún no ha practicado esta disciplina que cada vez está más de moda por los grandes beneficios físicos y mentales que ofrece, te dejamos 6 razones para que no te lo pienses más y comiences cada día saludando al sol.

 

1 – Reduce la ansiedad y el estrés: casi todas las prácticas de actividad física ayudan a disminuir los niveles de ansiedad y estrés a los que nos enfrentamos diariamente (trabajo, pandemia, casa, familia, pareja…) pero la práctica de Yoga habitual está demostrada que te ayuda a reducir estos niveles, ya que las asanas (posturas), se realizan a través de técnicas de respiración hasta llegar a un estado de conexión cuerpo y mente profundo.

 

2 – Mejora la calidad del sueño y te ayudará a descansar mejor: como hemos citado en el punto anterior, no se concibe el Yoga sin la respiración, esto hace que tu cuerpo vaya acostumbrándose a respirar mejor y a estar cada vez más relajada.

 

3 – Ayuda a fortalecer y tonificar músculos: Si la práctica de Yoga se hace de manera progresiva y adaptada, nos ayudará a evitar que el ácido láctico se acumule en el cuerpo y reforzará los huesos, evitando así la pérdida de masa ósea potenciando la flexibilidad de las articulaciones. Si se hace correctamente, ¡no tendrás ni agujetas y serás super flexible!

 

4 – Alivia dolores crónicos y posturales: Con una práctica regular y bien adaptada, el Yoga es una actividad que con el tiempo permite paliar la mayoría de los dolores crónicos como el dolor de cuello, la artritis reumatoide, dolor de rodillas, lumbalgia, dolor de espalda, ciática, entre otros.

 

5 – Quema mas calorías ¡sin darte cuenta! Aunque parece que el Yoga es una actividad muy relajada y que te hace sudar poco… una práctica habitual hace que pierdas esas calorías que sobran. Además, existen diferentes tipos de Yoga como el Vinyasa o el Bikram Yoga donde la sala está a una temperatura de 42 ºC, dos modalidades que te hacen aumentar el ritmo cardíaco y quemar calorías más rápido.

 

6 – Logra que permanezcas más joven: hay estudios que han demostrado que la práctica constante de Yoga y meditación ayudan a proteger el ADN del paso de los años. Con el transcurso del tiempo, los cromosomas se dañan y las células mueren. La telomerasa ayuda a evitar que esto ocurra, ya que protege las células y las mantiene vivas más tiempo.

Desde FIV Dona, uno de los consejos que damos a las donantes es que practiquen regularmente ejercicio… ¿Qué te parece si empiezas por Yoga?

¡Hazte donante! Para más información visita nuestras redes sociales: Instagram, Facebook, YouTube.

Estamos también en WhatsApp: 📲 658 050 080