Scroll Top

¿Qué puede causar una menstruación irregular?

causas menstruación irregular

La menstruación es un proceso fisiológico complejo y único para cada mujer, y se encuentra sujeto a variaciones naturales. No obstante, en caso de que el periodo sea irregular, es importante conocer cuáles son las causas, para poder tratarlas. Existen diversos factores como el estrés, el peso corporal y la alimentación que pueden influir en la regularidad de nuestro periodo y, por tanto, en nuestra salud reproductiva.

Por ello es importante conocer las causas, así no sólo podrás comprender mejor tu cuerpo, sino que también podrás mantener una actitud más proactiva para mantener una salud reproductiva equilibrada y sentirte bien a nivel general.

Factores hormonales

La menstruación está directamente relacionada con el equilibrio hormonal en el cuerpo de una mujer. Por eso, cualquier alteración puede dar lugar a ciclos menstruales irregulares. La principal hormona involucrada en este proceso es el estrógeno. Su producción y liberación puede verse afectada por diversos factores, como el estrés, que pueden desencadenar cambios en la actividad hormonal e influir en la regularidad del ciclo menstrual.

Estrés

El agitado ritmo de vida que llevamos hoy en día influye en nuestra salud menstrual. Las situaciones de estrés prolongado pueden perjudicar al eje hipotálamo-hipófisis-ovario, interfiriendo en la liberación hormonal y dando lugar a ciclos menstruales irregulares, retrasos o incluso ausencias.

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico es otra causa habitual relacionada con las hormonas que dan lugar a menstruaciones irregulares. Los ovarios pueden producir más andrógenos de lo normal, lo que afecta a la ovulación y provoca ciclos menstruales irregulares. Además, el SOP también puede estar relacionado con la resistencia a la insulina, aumentando la complejidad del problema.

Factores externos

Además de los factores hormonales, hay diversos elementos externos que pueden influir en la regularidad del ciclo menstrual, como la alimentación y el peso corporal. 

Peso corporal

El peso corporal juega un importante papel en la salud menstrual. Tanto el bajo peso como el sobrepeso pueden afectar a la producción de hormonas sexuales, como el estrógeno. Las mujeres con índices de masa corporal extremos pueden experimentar ciclos menstruales irregulares o incluso la ausencia de la menstruación.

Alimentación

La dieta influye en la salud en general, pero también puede influir en la regularidad del ciclo menstrual. La falta de nutrientes esenciales, como hierro y vitaminas, puede afectar negativamente a la producción hormonal y, en consecuencia, provocar irregularidades menstruales.

Condiciones médicas subyacentes

Además de los factores hormonales y externos, existen diversas condiciones médicas que pueden hacer que la menstruación sea irregular. 

Enfermedades crónicas

Condiciones médicas crónicas, como la diabetes o los problemas de tiroides, pueden afectar a la regularidad del ciclo menstrual. Es fundamental tratar este tipo de afecciones para reducir el riesgo de padecer desequilibrios hormonales y mantener un ciclo menstrual saludable.

Uso de medicamentos

Algunos medicamentos, como antidepresivos, anticonceptivos orales y corticosteroides, pueden tener efectos secundarios que influyen en la regularidad menstrual. En estos casos, es recomendable consultar con un profesional de la salud sobre las diferentes opciones de tratamiento que existen y los posibles ajustes en la medicación.

Consumo de tabaco y alcohol

El tabaco y el alcohol también pueden contribuir a la menstruación irregular. El tabaquismo afecta negativamente la salud reproductiva al interferir con el equilibrio hormonal, mientras que el consumo excesivo de alcohol puede alterar la función hepática, afectando la metabolización de hormonas. 

Desequilibrios en el ejercicio físico

La actividad física es fundamental para la salud, pero tanto el ejercicio excesivo como la falta de actividad física pueden desencadenar irregularidades menstruales. Un exceso de ejercicio puede influir en la producción de hormonas reproductivas, mientras que la inactividad puede afectar a la regulación hormonal normal.

Exposición a disruptores endocrinos

La exposición a disruptores endocrinos, sustancias químicas presentes en productos cotidianos como plásticos, pesticidas y productos de cuidado personal, también puede desencadenar desajustes en el ciclo menstrual. Compuestos que pueden imitar o bloquear la acción de las hormonas naturales, interfiriendo con la regulación hormonal normal. 

En resumen, la menstruación irregular puede tener diversas causas, desde factores hormonales hasta factores externos y condiciones médicas subyacentes. Mantener un equilibrio en la salud emocional, adoptar hábitos de vida saludables y abordar cualquier condición médica es fundamental para recuperar la regularidad menstrual.